La pregunta no es si se puede, sino si es algo positivo para el medio ambiente. Conforme a diversas declaraciones de empresarios hoy sabemos que existen dos proyectos que viran hacia el norte de Cancún (Playa Mujeres e Isla Blanca), específicamente Palladium Hotel Group y el consorcio español Meliá, que en conjunto se planea la operatividad de 1,644 habitaciones en una primera fase, involucrando campos de golf y marina.

Para el catedrático de Turismo en la Universidad Iberoamericana, Roberto Montalvo, hay que cuestionar la necesidad de sobrecargar esa zona.