La MIA también expone que las comunidades mayas se verán afectadas en la recolección y aprovechamiento de la flora silvestre.