En agosto comenzó la temporada crítica de huracanes y este periodo de mayor actividad terminará en octubre, aunque la temporada de huracanes no concluirá hasta noviembre. Las autoridades aseguran que la entidad está prevenida y cuenta con los refugios necesarios.

De acuerdo con Adrián Martínez Ortega, director de la Coordinación Estatal de Protección Civil, el estado cuenta con 836 refugios y, en caso de ser requerido, se habilitarán otros 50 sitios para los hoteles.

Los hoteles tiene la capacidad de ser autorefugios, sin embargo, en caso de que sea necesario evacuar se habilitarán refugios para los turistas en escuelas. Esto como parte de un convenio que tienen algunos centros de hospedaje con el gobierno estatal, en el que el sector empresarial se compromete a realizar las reparaciones de las instalaciones de la escuela a cambio de poder utilizarlas.

Además, cerca de 200 personas que ofrecen rentas vacacionales fueron capacitadas para ofrecer una estancia segura a los turistas.