No es nuevo que la brutal violencia contra las mujeres sea una problemática latente y constante en nuestra sociedad.

Además de marchas para defender sus derechos, el Congreso Local da pie a la creación del Primer Parlamento de Mujeres en la Ciudad de México, cuya función no es más que la de fungir como un espacio para alzar la voz y desarrollar acciones para garantizar su seguridad.