Felipe Carrillo Puerto.- Los casos de violencia intrafamiliar, entre otros casos que atiende el sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), han ido en aumento en el primer semestre del 2020, durante el confinamiento por la pandemia del COVID-19, informó la titular del área de la Procuraduría del Menor y la Familia de Felipe Carrillo Puerto, Gladis Tun.

La funcionaria indicó que del 23 de marzo al 28 de mayo se ha dado atención a un total de 33 niñas, niños y adolescentes, algunos hermanos, de los cuales al menos 13 han sido víctimas de la comisión de algún delito y por ende se canalizó ante la Vicefiscalía de la Zona Centro para interponer la denuncia correspondiente.

Explicó que los casos son mayormente por violencia física, sin embargo, existe uno por abuso sexual y otro por sustracción de personas menores de edad y los 20 casos restantes han sido atendidos mediante ayuda psicológica, jurídica y de investigación de trabajo social, toda vez que destacan casos de abandono de la madre con algún familiar, conflictos de rebeldía en adolescentes.

La funcionaria reconoció que es preocupante que los casos de violencia en el núcleo familiar vayan en aumento, aunque explicó que afortunadamente cada vez son más víctimas que toman el valor para denunciarlo no como en años pasados en los que este tipo de problemas han existido pero no han sido denunciados por el temor de las víctimas.