José María Morelos.- Una menor de seis años desapareció en la comunidad maya de San Diego. Se cree que fue por “viento malo”. Fue encontrada a un kilómetro y medio, bajo el monte, luego de poco más de cinco horas. 

Durante este lapso de búsqueda, familiares y pobladores pasaron momentos de angustia por no saber dónde se encontraba. Esta sería la segunda ocasión en que una persona se pierde por esos rumbos a causa del “viento malo”. La comunidad tiene la creencia de que existe algún ser de aire que puede perder a las personas en el monte. 

Desaparece menor por “viento malo”

Según los familiares, la niña desapareció de su casa cerca de la 1 de la tarde. En ese lapso, personas de la misma comunidad la vieron andando por las calles como una niña normal, sin saber que había salido a buscar a su mamá, que estaba en la cabecera municipal para cobrar un pago de apoyo federal.

Más tarde al darse cuenta familiares (tías) que ya no se encontraba en su vivienda, emprendieron un búsqueda por toda la comunidad. Todo fue en vano, dado que en los lugares donde había sido vista, ya no se encontraba. 

Su abuelo de nombre Gaspar Dzib, quien trabaja en la cabecera, al llegar al pueblo y ver que había mucha gente en la entrada, preguntó qué sucedía. Para su mala fortuna, le dijeron que era su nieta quien se había extraviado y a quien llevaban horas buscando. 

Don Gaspar, al saber la noticia, de inmediato acudió al Palacio Municipal para dar parte a las autoridades, quienes mediante Protección Civil, DIF municipal, Seguridad Pública y electricistas del Ayuntamiento (compañeros de Gaspar) iniciaron una nueva búsqueda por los montes de la comunidad. 

Viento-malo-creencia

Encuentran a menor de edad

A una hora de caer la noche, cerca de las 6 de la tarde, la menor fue encontrada sana y salva a un kilómetro y medio de su comunidad, dentro del monte con una varita en la mano. Alegó estar jugando. 

Al ser valorada por el médico del DIF únicamente se le diagnosticó que presentaba signos de deshidratación, pero ningún síntoma más. 

Los pobladores que realizaron la búsqueda alegaban que era el “viento malo” lo que se la había llevado. Pues para la cultura maya, ese tipo de entidades te pueden perder en el monte por años, incluso para siempre.

Los pobladores dijeron que ha habido personas que desaparecen varios años y después aparecen en otros lugares, comentando que han estado bien y que han convivido con personas que los tratan bien. 

¿Este pudo haber sido un caso más? No lo sabremos. La comunidad afirma que sí y no descartan la posibilidad de que a la niña la estaba “llevando” un “viento malo”. 

¿Qué opinas?

Te recomendamos: INVERTIRÁN CERCA DE 40 MILLONES DE PESOS EN ESCUELAS DE NIVEL BÁSICO DE JMM