Acompáñenme a conocer la triste historia de Mauricio Góngora.