Rompamos la cultura del silencio y aprendamos a cuestionar menos a las víctimas.

Aquí más información sobre el tema: Quintana Roo, primer lugar nacional en violencia sexual