Desde que empezó la lucha contra el narcotráfico en México, la pérdida de hombres y mujeres ha traído afectación a terceros: viudas principalmente, viudos y huérfanos.
El narcotráfico nos afecta a todos.