Las restricciones sanitarias han provocaron que las ventas de combustibles hidrocarburos sean afectadas. Han caído casi 50% desde que inició la cuarentena.