Kantunilkín.- Los venteros ambulantes han sido los más afectados por la crisis sanitaria lo cual los ha orillado a dedicarse a otras actividades para obtener recursos, como el caso del señor Julio Cauich, un conocido vendedor de kibis queien ahora diseña maceteros que comercializa a nivel local.

Reconocido ventero de kibis durante más de 15 años en las ferias de la zona y lugares públicos, ahora a consecuencia del coronavirus se ha quedado sin empleo. “Los últimos días que vendía no recuperaba ni siquiera el 50 por ciento de mi inversión, todo era pérdida porque no había gente y mejor me dediqué a otras actividades para obtener un poco de dinero”.

Dijo que ahora se dedica a la elaboración y venta de maceteros, algunos con plantas de ornato para decorar los jardines, pero lamentablemente pocas personas le compran por la falta de recursos a pesar de que son económicos de 20, 30 y 50 pesos pero varía dependiendo del tipo de planta que pueda tener.

Confía en que la situación mejore poco a poco, “al menos en esta cuarentena aprendí otro oficio y cuando vuelva a la normalidad tendré otra opción para obtener más recursos”, sostuvo optimista el ventero.