¿Soportarías vivir en un lugar en el que todas las noches te atormente el ruido de la música de los bares? Pues algo parecido está sucediendo en Bacalar y esto ha sido motivo para que más de 500 personas ya hayan firmado una petición a través de la plataforma Change.org, la cual está dirigida al gobierno estatal y municipal y con la que se busca prohibir o regular la contaminación acústica que las fiestas o eventos generan.

El escrito argumenta que Bacalar ha dejado de ser el destino de paz y tranquilidad que los turistas buscan, motivo que ha empujado a los empresarios del rubro hotelero y restaurantero a levantar la voz.

La petición solicita que se respete la avenida costera y toda la orilla de la Laguna como una zona turística y residencial, además, de que el ruido se limite a lo que la Norma Oficial Mexicana 081-Semarnat-1994 permite que es de 55 decibeles de 6:00 a 22:00 horas y de 50 de 22:00 a 6:00 horas.

Cabe recalcar que dicha petición se inició hace cuatro años, pero fue hasta el pasado lunes que usuarios de redes sociales la rescataron y ha recibido mucho apoyo.