Últimamente se escucha por aquí y por allá sobre Delta, la variante del COVID-19 que afecta a México, ¿pero qué es y cuántas de ellas existen?

En primer lugar y para poder comprender mejor el tema, es necesario saber a qué se refiere el término.

En microbiología y virología, el término variante se utiliza para describir un subtipo de un microorganismo que es genéticamente distinto de una cepa principal.

Sin embargo, la mutación no es lo suficientemente diferente como para denominarlo una cepa distinta.

En el caso de Delta, esta es una variante del SARS-CoV2 que tiene cambios en la proteína “S”, lo que hace que se adhiera más rápido a las células y las infecta.

Te puede interesar: Confirma OPS que la variante Delta circula en Q. Roo

Por esta característica, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera de alta preocupación.

Primos-hermanos del COVID-19

Desgraciadamente, delta no es la única mutación que ha surgido, en total hay 11 “primas hermanas” del COVID-19.

Pero de este número, cuatro son las que preocupan a los científicos del mundo: Delta, Gamma, Alpha y Beta.

Tal vez sus nombres griegos no te digan mucho, pero son aquellas que se identificaron por primera ves en Reino Unido, Sudáfrica, India y Brasil.

Delta al parecer tiene una mayor capacidad de causar reinfecciones, de enfermar más gravemente y de evadir el sistema inmunológico.

Alpha, ha dado la vuelta al mundo para convertirse en la forma dominante de SARS-CoV2, ya que es altamente contagiosa y embota la primera línea de defensa del cuerpo.

En el caso de Gamma, las autoridades de salud indican que tiene una alta carga viral, que la hace más transmisible.

La variante Beta es una de las que más riesgo supone en estos momentos debido a su capacidad para evadir la inmunidad de ciertas vacunas.

Letras griegas para variantes

A finales de mayo, la OMS cambió el sistema para identificarlas, con el fin de no estigmatizar con el nombre geográfico.

Por lo que cada variante recibió por nombre una letra del alfabeto griego, Alpha, Beta, Gamma, Delta, y así en lo sucesivo.

Maria Van Kerkhove, responsable de coronavirus de la OMS, afirmó que “ningún país debe ser estigmatizado por detectar y notificar variantes”.

“Son sencillas, fáciles de decir y recordar y se basan en el alfabeto griego, un sistema que se eligió tras una amplia consulta y una revisión de varios sistemas posibles”, dijo.

Pero lo más importante, es que los expertos han mencionado que no importa el nombre, las medidas de prevención son las mismas.

Es decir, se combaten usando correctamente el cubrebocas, manteniendo una distancia social, el lavado de manos y el uso de alcohol en gel.

Sigue leyendo: ¿La vacuna COVID-19 modifica mi ADN? Y otras dudas sobre mitos y realidades