¿Es una vacuna imán? Quizás has escuchado algunos mitos acerca de las vacunas contra COVID-19, entre ellos el del tenedor que se pega en el bazo después de la inmunización. 

Se ha especulado sobre la inoculación: que es un arma biológica, que sirve para implantar chips, que modifican el ADN o si servirá para el exterminio de la raza humana.

A través de las redes sociales han circulado publicaciones de imanes y otros objetos que se adhieren a la piel de quienes han recibido la vacuna contra el COVID-19.

Roselyn Lemus-Martin, investigadora en vacunas y tratamiento contra COVID-19 aseguró a la prensa nacional que la inmunización contra el coronavirus no posee ingredientes metálicos.

Aunque algunas vacunas contienen entre sus componentes aluminio, las cantidades no son suficientes para provocar ese efecto, ni mucho menos son tóxicas.

“Necesitaríamos algo así como un gramo de hierro para poder sostener un metal en nuestro brazo, lo cual indudablemente es imposible”, confesó la también doctora en biología molecular por la Universidad de Oxford.

No es una vacuna imán

Las vacunas están compuestas en su mayoría por ARN mensajero (ARNm), vectores virales, virus atenuados, entre otros materiales biológicos. 

Entre los componentes declarados por los diferentes fabricantes; como los laboratorios AstraZeneca, Pfizer, Moderna, entre otros, ninguno de ellos trae consigo un imán implantado.

Por ejemplo, la inmunización de Pfizer contiene ARNm, lípidos, cloruro de potasio, fosfato monobásico de potasio, cloruro de sodio, fosfato dibásico de sodio hidratado y sacarosa, de acuerdo con la FDA.  

Los nombres de s complementos de las otras vacunas, así como los ingredientes pueden consultarse en las páginas web de las farmacéuticas que las fabrican.

También ha circulado la idea de que las vacunas tienen grafeno y se argumenta que es ‘un súper conductor con actividad magnética’.

Sin embargo, está teoría está alejada de la realidad, ya que este material no tiene propiedades magnéticas capaces de atraer objetos a nuestro cuerpo.

Además, este compuesto no está presente en las vacunas contra COVID-19.

vacuna_iman_tenedor_mar_de_fondo_2

¿En qué consiste el experimento del tenedor?

Usuarios de internet están verificando la aplicación de las vacunas mediante un tenedor, moneda o teléfono celular.

Sin embargo, debes de saber que no solo a las personas que ya fueron vacunas contra coronavirus se les puede pegar estos artefactos en el brazo.

Un simple experimento muestra que a cualquiera le puede ocurrir y no tiene nada que ver con los biológicos creados para combatir este virus.

Lo primero que se debe hacer es mojar las yemas de los dedos con agua, frotarlas fuerte en el brazo varias veces. 

Deberás repetir este paso y pegar el tenedor a la piel, donde se quedará por unos segundos.

Aplicarse vacunas es importante, ya que no solo cumplen con un protocolo de cuidado sino que protege tu salud y la de la gente que te rodea.

¿Hiciste la prueba del tenedor?

Te recomendamos: ¿Qué pasa si te aplican la vacuna de CanSino?