José María Morelos.- Las acumulaciones de agua que continúan presentándose en las comunidades de la zona maya, donde las personas se pueden bañar o nadar, en realidad son centros de infección que pone en peligro la vida de aquel que se introduzca, señaló la jefa de la jurisdicción sanitaria número 3, Denisse Soto Martínez.

Soto Martínez explicó que esta acumulación de agua que no es cristalina podría albergar organismos de putrefacción que las personas pudieran ingerir, o bien podrían albergar amenazas como víboras que ponen en todo momento en peligro la vida.

La secretaria ha exhortado a la población de varias comunidades, en especial a las personas adultas, a cuidar a sus hijos para que no se introduzcan en estas aguas, pues el ingerirlas podrían presentar cuadros dérmicos o intestinales que podrían causar la muerte.

“Donde se acumule agua y dónde no es cristalina, es un riesgo en todos los sentidos”, finalizó.