El polémico video de Andra ha revivido la discusión sobre el uso del lenguaje inclusivo y en esta ocasión la RAE emitió una postura.

Un usuario preguntó a través de la cuenta oficial en Twitter: ¿cómo se podía referir a una persona no binaria?

Primero, tenemos que aclarar que las personas no binarias son quienes no se identifican con una identidad de género masculina o femenina.

Entonces, la Real Academia de la Lengua Española respondió: “Le recomendamos que pregunte a dicha persona cómo desea ser tratada”.

Así que nuevamente el tema del lenguaje inclusivo, ha generado dudas y comentarios de ciudadanos.

El primero en reaccionar fue el usuario @aGhoulfromEldia, quien planteó la pregunta original, su argumento fue el siguiente:

“A ver, tiene razón la @RAEinforma. Nadie le puede imponer a una persona como él o ella debe ser tratado. De igual forma que nadie puede imponer que se le llame de determinada forma solo porque él o ella se percibe de esa forma. Depende de la decisión personal de cada individuo”.

Te puede interesar: Apple apuesta por el lenguaje inclusivo y acuña el “matrocinio”

La respuesta de la RAE rápidamente se volvió viral tras alcanzar más de mil 70 reacciones en Twitter.

El lenguaje inclusivo y su uso

Según un análisis del Tecnológico de Monterrey, el lenguaje inclusivo, no sexista se refiere a la creación y uso de términos que visibilicen a todos los grupos de personas.

Es decir, a quienes asumen una identidad de género y orientación sexual diferente a las masculinas o femeninas.

Este tipo de lenguaje trata de eliminar el uso general del masculino como una forma de plural englobador, aunque hay quienes lo defienden.

“Cuando aprendimos la lengua, el masculino nos lo enseñaron como un género que hace referencia a entidades masculinas, pero también en el caso de los colectivos puede incluir a las mujeres, como cuando decimos todos”, dijo Georgina Barraza, doctora en lingüística y gramática de la AML.

El uso del lenguaje incluyente es promovido por personas que se identifican como género no binario e integrantes de la comunidad LGTBIQ+.

Una de las propuestas que ya es usada por algunas personas, es que de manera verbal se use un modo neutro, sustituyendo las vocales o y a, por una e, como en todes y compañeres.

En el campo gramatical, estas vocales pueden ser sustituidas también por una e o por otros caracteres como la equis y la arroba.

Sin embargo también hay otras formas de promover el lenguaje inclusivo que contemplan el desdoblamiento de las palabras a femenino y masculino o el uso de palabras sin género que engloben colectivos.

Sigue leyendo: Proponen incluir el lenguaje de señas en programas educativos mexicanos