El presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (CDHEQROO), Marco Antonio Toh Euán, señaló que urge un realizar un diagnóstico para determinar el impacto migratorio en la región, así como implementar espacios de apoyo a la población migrante.

El ombudsman indicó que todo tema migratorio compete a dependencias federales, sin embargo, como representación social, la ley faculta y obliga a la CNDH y CHDEQROO a brindar apoyo a las personas desprotegidas o que requieran de asistencia, sin importar su nacionalidad o situación legal en el país,  principalmente en temas de salud, alimentación y libertad.

Toh Euán señaló que Quintana Roo es un punto de gran flujo migrante al estar en una zona fronteriza, por lo que la representación social mantiene trabajos constantes con redes y consulados, de tal forma que desde junio del 2018 mantienen capacitación constante al personal sobre la “carta de vulnerabilidad”, que va dirigido a personas que tengan alguna irregularidad en un proceso de estadía migratoria.

“La gente tiene que saber que no es delito ser inmigrante y el tema de indocumentado ilegal es un término obsoleto, en la CDHEQROO estamos para brindar apoyo y asistencia tanto a ciudadanos mexicanos como extranjeros, sin importar la condición legal de su estadía”, apuntó.

Explicó que al ser un punto de constante flujo migratorio, es necesario que autoridades estatales impulsen en desarrollo de un diagnóstico migratorio para analizar y determinar los efectos sociales y económicos tanto para los ciudadanos locales como para la población migrante.

Por ultimo dijo que actualmente la dependencia a su cargo trabaja con estadísticas nacionales recabadas a través del INEGI, sin embargo, recalcó que es sumamente importante que se actualicen los datos mediante un análisis regional o estatal, aunado a ello y considerando los riesgos a los que se exponen los indocumentados al ser blanco fácil de organizaciones dedicadas a la explotación o trata de personas.

Por lo que es necesario que el estado brinde atención digna a los migrantes, a través de espacios de orientación y asistencia temporal, para lo cual podría abrirse una Casa del Migrante en Quintana Roo, para atender esta problemática.