A poco menos de una semana de la reapertura de las actividades del destino turístico, es muy notorio el descuido de la zona hotelera de Cancún por parte de Fonatur.

Ante la ausencia del turismo debido a la contingencia de COVID-19, las labores de limpieza y cuidados no han sido los mismos; sin luminarias, con baches y deterioro, así luce el Boulevard Kukulkán.

La instancia encargada de realizar mantenimiento de los 30 kilómetros de la zona hotelera, es el Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur) quien hasta ahora, no ha realizado las labores correspondientes, ya que se redujo el número de personal para evitar contagios.

Cabe mencionar que cerca del kilómetro 12 se mantiene la ejecución de obras y algunas luminarias están sin encender así como algunos semáforos están sin funcionar, problema que constante afecta a los locatarios.