¿Qué harías si te enteraras de que tu chico en realidad es una mujer o viceversa? Pues esto es lo que le pasó a aproximadamente a 60 jovencitas en Reino Unido.

Gemma Watss, una joven británica de 21 años, quien hasta hace unos meses tenía una carrera casi asegurada en el mundo del futbol fue condenada a 8 años de prisión por los delitos de abuso sexual de niñas de entre 13 y 16 años.

Waats, se hacía pasar por un chico de 16 años, a través de aplicaciones como Snapchat e Instagram, mismas que utilizaba para conocer y ganarse la confianza de sus víctimas, posteriormente las citaba o las visitaba en sus casas para agredirlas sexualmente.

Lo más impresionante de todo es que ninguna de las agredidas pudo darse cuenta de era una mujer, debido a que se disfrazaba con gorras, sudaderas y ropa de hombre, incluso algunos de los padres de las niñas con los que tuvo contacto manifestaron tampoco darse cuenta.

La verdad se reveló luego de que un médico le dijera a una de las víctimas que dudaba de que la chica hubiese mantenido una relación con un hombre. Por lo que las autoridades comenzaron con las investigaciones pertinenetes y se reveló quien era en realidad Jake Waton, nombre de su doble personalidad.