Realizar caminatas breves y frecuentes por lugares con agua -como playas, lagos, ríos o fuentes – aporta al estado de ánimo y al bienestar personal, según un estudio de investigación liderada por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

El estudio publicado en Environmental Research, y desarrollado en el marco del proyecto Blue Health, recopiló información de 59 participantes que pasearon durante una semana, veinte minutos al día por un espacio azul, luego por un espacio urbano y otra semana descansaron en una sala.

Los investigadores midieron el estado de ánimo de los participantes antes, durante y después de cada actividad, así como su presión arterial y frecuencia cardíaca.

El estudio reveló que se representó “una mejora significativa en el bienestar y el estado de ánimo” de los participantes tras caminar por el espacio azul, explicó la autora del estudio e investigadora del ISGlobal, Cristina Vert. 

Identificar elementos como este es clave para el desarrollo de ciudades más habitables, sostenibles y saludables.