En los últimos años, el concepto de recolección de datos mediante el celular ha tomado protagonismo en la sociedad y en diferentes industrias. Hoy, la Unión Europea prohíbe la recolección de datos, te contamos por qué.

En la ciencia, en los negocios, en el marketing y en estudio de ciencias sociales… la recolección de datos siempre ha existido para saber más de su usuario o para poder mejorar algo de su servicio o producto, pero gracias al mundo tecnológico en el que vivimos, esta tarea ha evolucionado demasiado.

Ya no son necesarios los encuestadores tocando de puerta en puerta o las pequeñas encuestas de satisfacción después de algún servicio para conocer tu opinión. Hoy en día, a través del celular, obtienes mejores resultados de una manera más precisa y rápida.

Desde hace años que la recolección de datos comenzó a hacerse por internet por grandes compañías como Google y Facebook, que han lucrado mercadeando información de sus usuarios con diferentes compañías.

Pero como en todo exitoso negocio, también existen empresas que infringen las leyes para poder obtener esa base de datos y posteriormente venderlas a diferentes compañías.

Unión Europea prohíbe la recolección de datos

Conocedores de esta problemática, la Unión Europea ha hecho oficial una ley que prohíbe la recolección de datos por internet y dispositivos móviles. Esta norma fue establecida por el tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La regla solo se podría romper justificando que la recolección de datos es para seguridad nacional, pero antes de poder recolectar datos debería de ser aprobada por un juez.

Esta nueva ley no le agradó a todos, ya que días antes de que se hiciera oficial, Facebook declaró que si esa regla entraba en vigor ellos dejarían de ofrecer sus servicios en el viejo continente.

Con esta nueva norma, el continente europeo demuestra su compromiso para salvaguardar la privacidad de los usuarios.

prohíbe la recolección de datos
Closeup shot of an unidentifiable hacker using a cellphone in the dark

Aquí en MDF, creemos que es una buena medida para evitar el mal uso de la información de las personas y te exhortamos a ti, querido lector, que antes de que aceptes cualquier política de privacidad por internet leas cuidadosamente para que tus datos no acaben en cualquier lado.

Y tú ¿lees las políticas de privacidad antes e aceptarlas?