Aún con la cantidad de contagios y muertes por la pandemia de coronavirus que atraviesa el país, Tv Azteca tuvo la osadía de hacer un llamado a la población para desobedecer las medidas sanitarias impuestas por la Secretaría de Salud. No es suficiente con los precarios programas televisivos y la nula capacidad que tienen de concienciar a la población.

El trasfondo

De acuerdo con la organización el PODER, TV Azteca recibió de parte del gobierno federal el contrato más acuoso para difundir, en medios digitales las “Medidas de Prevención y Atención contra el COVID-19”.

¿A caso ese llamado a la desobediencia forma parte del contrato de 393 mil 078 pesos? Lo cierto es que nunca lo sabremos.

La empresa Estudios Azteca S.A de C.V., suplementaria de TV Azteca firmó un contrato concedido por adjudicación directa con vigencia del 4 abril hasta el 5 de mayo.

Este contrato es el más grande de los 16 otorgados por la Secretaría de Salud y la Secretaría de Bienestar con medios y agencias para la difusión, publicación e impresión de mensajes publicitarios. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador le otorgo el 12% de 3 millones 150 mil 069.56 pesos gastados por su gobierno.

La empresa de Ricardo Salinas Pliego estuvo por arriba de Televisa, Milenio y la Organización de Radios Comunitarias de Occidente.

Lo que se dice al respecto

Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI), dijo que no es un secreto a voces que Ricardo Salinas Pliego es uno de los empresarios que mejor trato recibe por parte del gobierno.

“Sí llama la atención porque en política nada está desvinculado de nada. Es indudable que ese empresario es uno de los que mejor trato ha recibido de la 4T”, comenta Bravo.

Además, informó que Banco Azteca recibe el reparto de recursos de bienestar, también por adjudicación directa y la SEP maneja sus orquestas.

¿Por qué crees que el gobierno no ha reprendido la acción de la televisora?