El modelo hotelero de Cancún se encuentra estancado en materia medioambiental, esto debido a que cada turista genera 620 kilogramos de dióxido de carbono (CO2).

Las emisiones por cada turista tuvieron un repunte desde el periodo 2014 – 2015 y hasta el momento siguen en aumento.  

Las emisiones de CO2 superan lo establecido por la OMT

Los estándares de calidad de servicio, lujo y experiencia turística en Cancún son los más desarrollados del país y del mundo, no obstante, esto no significa que se cuente con los mismos estándares en materia medioambiental.

Un estudio del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California, y el Colegio de la Frontera Norte, informó que los hoteles de Cancún tienen como fuente de energía los combustibles fósiles y la electricidad.

Esto ocasiona que cada turista genere 620 kilogramos de CO2. Estas cifras están muy por arriba de lo establecido por la Organización Mundial del Turismo (OMT).

De acuerdo con la OMT, la intensidad energética requerida es de 130 mega jouls (MJ), pero las cifras recientes indican que cada turista actualmente consume 9 mil 338.8 MJ. Es decir, 71.8 veces más.

En Cancún las emisiones van en aumento

Las emisiones totales de carbono provienen de la demanda de gas LP con un 74.1 por ciento y diésel con 23 por ciento.

Cabe señalar que las emisiones de CO2 por turista presentaron un repunte desde el periodo 2012-2015 y hasta el momento siguen creciendo.

Como parte de las recomendaciones, el estudio sugiere que el problema sea utilizado como una oportunidad de innovación y mejoras en los complejos. También plantea el uso de tecnologías eficientes y la introducción de fuentes renovables para reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

Sin embargo, la investigación también menciona que el crecimiento de la zona hotelera predice un cambio de modelo energético en pro del medio ambiente. Mismo que tendrá que ser impulsado por el sector privado, social y el gobierno.

Hasta el momento, varias de las cadenas que operan en la región ya han comenzado a optar por nuevos modelos energéticos.

La contaminación del medio ambiente en Cancún es un problema que debe atenderse de forma urgente. Al vivir del turismo, no podemos seguir permitiendo prácticas que pongan en riesgo la prosperidad y el futuro.

¿Qué opinas?

Te podría interesar: ESTE AÑO BAJARÁN LAS EMISIONES MUNDIALES DE CO2, PERO ¿SERÁ SUFICIENTE PARA IMPACTAR POSITIVAMENTE?