El turismo, manufactura, construcción y comercio fueron los sectores con más pérdidas de empleos formales durante el segundo trimestre del año, concentraron el 82.1% en el país.

Lo que significa que de cada 100 despidos, 82 corresponden a las ramas económicas mencionadas anteriormente.

Durante abril, mayo y junio, a nivel nacional, 983,084 trabajadores asegurados en el IMSS perdieron su empleo.

Entre los sectores más golpeados por la pandemia, el sector de servicio para empresas, personal y el hogar -que incluye restaurantes, preparación de alimentos, hoteles, servicios, financieros y alquiler de inmuebles- tuvo una pérdida de 326,548 plazas, es decir, 33 de cada 100 empleos perdidos se encuentra aquí.

Se registraron 219,350 puestos laborales menos en las industrias de la transformación, donde predomina la rama automotriz (22 de cada 100 bajas en el IMSS).

Le siguió la construcción con 131,350 pérdidas (13 de cada 100); comercio con 130,312 (13 de cada 100), agricultura, ganadería, silvicultura, pesca y caza con 95,897 (10 de cada 100), y transportes y comunicaciones con 44,401 (5 de cada 100).

Cabe mencionar que la Ciudad de México, Quintana Roo, Guanajuato, Coahuila, Nuevo León fueron las entidades más golpeadas por el COVID-19.