Según dos asociaciones civiles de Quintana Roo: Contraloría Ciudadana y Red Sostenible por Tulúm, el conocido paraíso turístico, se encuentra al borde de un colapso ambiental.

Son tres factores principalmente están generando precisamente esta fatalidad: insuficiencia en el tratamiento de aguas negras, mal manejo de recursos sólidos y la depredación del manglar.

Incluso existen algunos artículos publicados por medios estadounidenses que dejan ver el lado obscuro de la situación, totalmente contrario a los premios que ha recibido el municipio por su “sustentabilidad”.