Tulum, paraíso de atractivos naturales, destino predilecto de turistas y la sede de jugosos y millonarios negocios, tanto para organizadores de la meca del entretenimiento, como para dependencias municipales.

El presidente municipal de Tulum, Víctor Mas Tah, confirmó que se califica al destino como el lugar preferido de los millennials y que a raíz de los infortunados antecedentes del Festival BPM del 2017, hay una nueva opción llamada Sound Tulum (Music Event).

Opera ante la aparente relajada o inexistente regulación municipal para esta clase de eventos masivos, por lo que es fácil hacer jugosos negocios en el municipio.

A ese tipo de fiestas, en las que predominan los extranjeros, también ingresan mexicanos y la población local. Esta situación ha generado inconformidad entre la ciudadanía, ya que en los últimos meses la violencia y el narcomenudeo han aumentado en el municipio a expensas de estas fiestecitas.

Para algunos, Tulum representa un negocio multimillonario , para otros alejan turistas de alto poder adquisitivo y también puede ser un factor que incide en la desintegración familiar y promover el uso de sustancias nocivas entre los jóvenes, descuidando su integridad en estos eventos.

A más de 100 días del gobierno de Víctor Mas Tah, la opinión ciudadana es que no se han visto mejoras urbanas y por el contrario, se han fomentado estos espectáculos de música electrónica.