Cozumel.- A medida que las calles se han vaciado de personas por la pandemia del COVID-19, diversas especies se han acercado a la mancha urbana aprovechando la calma y tranquilidad de su ambiente para regresar a su hábitat natural.

Uno de estos casos sucedió de manera inédita cuando una estrella de mar fue avistada en la orilla del muelle fiscal de San Miguel, como si explorara de nuevo el ecosistema que un día habitó.

Este escenario es usual por la zona conocida como “El Cielo”, donde abundan las estrellas de mar en un fondo marino cristalino, el cual ha sido cerrado desde el mes de octubre por autoridades para su conservación y recuperación del ecosistema arrecifal que lo rodea, sin embargo, recientemente fue captada una por el muelle fiscal.

Asimismo, una cría de venado fue captado caminando tranquilamente por las calles de Cozumel, debido a que prácticamente está vacía de personas, con lo que poco a poco han ido aprovechando la ausencia humana, de vehículos e incluso de la no contaminación para así arribar a las calles.

Cabe mencionar que en Cozumel igual se han visto otras especies rondando las calles, desde roedores, zarigüeyas, coatíes, así como aves tucanes y loros, hasta venados y jabalíes transitando en zonas jamás vistas por muchos años.

Esto es algo inédito para la Isla de Cozumel, cuando estos animales comienzan a recuperar espacios en busca de alimento en distintos puntos que con anterioridad se encontraban aglomerados de personas, como lo son las zonas hoteleras de la ciudad.