La trova yucateca se considera un tesoro nacional, fruto de la mezcla entre cultura literaria y musical que floreció en la ciudad de Mérida.

Su historia inicia al final del siglo XIX, con Cirilo Baqueiro Preve, Chan Cil, a quien se reconoce como el padre de la canción yucateca.

Pero el bolero yucateco no alcanzaría su fama nacional e internacional, sino hasta el siglo XX, de la mano de Ricardo Palmerín, Pepe Domínguez y Guty Cárdenas.

Estos compositores contaron con el aval de poetas y escritores, como Luis Rosado y Ermilo Padrón, quienes otorgaron una letra a las bellas melodías.

Las hermosas canciones despertaron interés en las principales capitales de difusión musical: Ciudad de México, La Habana y Nueva York.

Y aunque actualmente las listas de popularidad las acaparan los artistas del momento, la trova sigue ocupando un lugar importante en la cultura yucateca.

Te puede interesar: Maya Pax: la música de la guerra y de los dioses

No hay día en las calles de la “ciudad blanca” en donde no se escuche a los trovadores, ya sea en los restaurantes, en la plaza o en el teatro.

Yucatán le ha hecho a la música de trova un sin fin de escenarios, que son abarrotados por locales y visitantes que sucumben ante el cadencioso sonido.

El bolero yucateco

Yucatán es la cuna del bolero mexicano, toda vez que la primera canción del género fue “Madrigal”, compuesta hace cien años en la Hacienda de Cacao.

Si bien el estado tuvo tremenda influencia e intercambio musical con la isla de Cuba, los artistas peninsulares también aportaron mucho al desarrollo de este género.

Por ejemplo, dicho bolero primigenio, es creación del trovador Enrique Galaz Chacón, originario de Hunucmá.

Según los investigadores, fue él quien puso música a “Madrigal”, letra en verso de Carlos R. Menéndez, oriundo de Tixkokob.

Sin embargo, debido a la extrema cercanía cultural entre ambas sociedades aún es difícil ubicar dónde nació el ritmo.

Sigue leyendo: 13 canciones mexicanas para dar el Grito de independencia

Pero sin importar su cuna, nuevamente, es en Yucatán donde encuentra a parte de sus grandes exponentes y admiradores.

Por lo que se puede decir, que la trova y el bolero son más que géneros musicales que forman parte de la identidad del yucateco.

Recibe un resumen de noticias en tu teléfono; únete a nuestra comunidad en:
WhatsApp
 https://bit.ly/2LJhoYq
Telegram https://bit.ly/3fe39c4