Un “caso inédito” se presentó el día de ayer. Trillizos, dos niños y una niña que nacieron prematuramente por cesárea y a quienes les realizó la prueba, dieron positivo al coronavirus, de acuerdo con las autoridades de salud de San Luis Potosí.

Mónica Rangel, secretaria de Salud estatal, explicó que “dos de los trillizos se encuentran estables, mientras que el tercero mantiene pronóstico reservado al tener una neumonía presente, por lo que se le reporta delicado pero estable”.

Este caso en particular representa asombro dentro de la comunidad médica, ya que se trata del primer parto múltiple de bebés con COVID-19.

“Se dio esta situación inédita, desde el punto de vista científico, donde fueron identificados trillizos” y aseguró que lo sucedido “ameritará una investigación, ya que despierta un interés científico sobre lo que conocemos de esta enfermedad”, declaró Miguel Ángel Lutzow, director de Salud de San Luis Potosí.

Cabe mencionar que como parte de un protocolo implementado por autoridades sanitarias se les realizó la prueba a los recién nacidos

Hasta el momento, los padres son considerados como posibles casos sospechosos de COVID-19.