Un tribunal de Quintana Roo dejó sin efecto la sentencia de 112 años prisión en contra del empresario mexicano de origen libanés, Jean Succar Kuri dictada en 2016 por pederastia. 

Debido a un incumplimiento en el proceso, el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo circuito de Quintana Roo solicitó emitir una resolución nueva que demuestre los delitos de pornografía infantil y abuso sexual en contra de siete menores de edad por parte del empresario.

En cuanto a la sentencia, el Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito modificó la condena en el 2016, a petición de un juez de Quintana Roo, pasando de 70 a 112 años de prisión, pero no fue posible debido a que el empresario impuso un amparo directo.

Hasta el momento, el Primer Tribunal Colegiado solicitó al Tribunal Unitario analizar el concurso real de los hechos con base en el artículo 18 del Código Penal Federal vigente al momento de los sucesos.

Succar fue detenido en febrero en Arizona en el 2004, por Agentes de U.S Marshals Service, en cumplimiento a una orden de detención provisional con fines de extradición; pero no fue hasta marzo del mismo año, cuando la Procuraduría General de la República de Quintana Roo ejerció acción penal en su contra por la supuesta responsabilidad en el delito de pornografía infantil agravada.