El Tren Maya se inaugurará en el 2023 y conectará las principales ciudades y sitios turísticos de Yucatán, Chiapas, Tabasco, Quintana Roo y Campeche con una vía de 1,440 km de extensión, además este será financiado con más del 75% de los recursos públicos.

De acuerdo con un informe publicado por Fonatur, la inversión requerida para la construcción del Tren Maya será de 139 mil 72.4 millones de pesos con IVA incluido y tendrá una rentabilidad de 206.6 millones de pesos.

El aparato tendrá una velocidad máxima promedio de 130 km por hora, aunque con pasajeros puede ser 30 km por hora, lo que significa que se verá reflejado un ahorro significativo del 46% en los viajes de las personas que migren a ese servicio en la zona.

En materia de construcción, se deben analizar todavía puntos muy importantes, ya que todavía existe el riesgo de interfase al surgir “incompatibilidades entre los diferentes componentes del proyecto y/o disputas entre los diferentes constructores, mantenedores y operadores”.

Las tareas a realizar para el desarrollo del Tren Maya son:

  • Obras de drenaje menor
  • Puentes y Viaductos
  • Pasos de fauna y medidas de mitigación ambiental
  • Túneles, terracerías y vías
  • Material rodante
  • Estaciones y terminales
  • Talleres de mantenimiento
  • Liberación de derecho de vía
  • Proyecto ejecutivo, supervisión y gerencia