Con el paso de los años, podemos escuchar comentarios comunes entre familiares sobre la transformación de la Navidad, sin embargo, muchos no conocemos su historia.

La celebración de la Navidad está envuelta de elementos que nos hacen sentir el mood navideño, pues sus luces y las bajas temperaturas -en algunas regiones- hacen de esta época muy familiar.

Transformación de la Navidad

Las fiestas de Navidad son las más celebradas en todo el mundo, no obstante, tiene un trasfondo que más de la mitad de la población desconoce, pues no fueron tal y como las conocemos ahora.

Las navidades de antes eran sin televisión, sin celulares, sin internet, sin juguetes electrónicos, nada más con pastorcitos de madera y un nacimiento sin foquitos eléctricos, iluminados con lámparas de aceite y velas.

Cambios en la Navidad

Santa Claus

Transformación-de-la-Navidad-paso-de-los-años

Un personaje imprescindible en estos días es Santa Claus, quien en otras regiones también es conocido como Papá Noel o San Nicolás, pero ¿cuál es su origen y cómo ha cambiado?

La historia comenzó con el joven Nicolás de Myra, nacido en Turquía, quien conmovido por la muerte de sus padres, comenzó a repartir sus bienes entre los más necesitados y se convirtió en sacerdote.

Al fallecer, se convirtiría en santo y sus restos fueron trasladados a Italia.

Su acción fue considerada un acto verdadero de desinterés, por lo que con el paso del tiempo, comenzaron a circular rumores de que un hombre daba obsequios a los más necesitados.

Con el tiempo la leyanda de San Nicolás se esparció por el resto de Europa y se instituyó una celeberación especial los días 5 y 6 de diciembre.

En 1809, el escritor estadounidense Washington Irving deformó el nombre del santo, cambiándolo al término holandes “Sint-Nicolaas” por el de “Sinterklaas” hasta que el nombre se empezó a pronunciar como lo que hoy conocemos: “Santa Claus”.

Las botas y las chimeneas

Otras de las historias, es que había un hombre que tenía tres hijas y que había caído en la peor de las miserias. Para apoyarlo, Nicolás, que había heredado una fortuna, dejó caer por la chimea unas monedas de oro que por casualidad cayeron en unas medias de lana que las jóvenes habían dejado secando una noche anterior.

De ahí surge esta famosa tradición de colgar los calcetines rojos y verdes debajo de la chimenea para recibir los regalos de Santa.

El pino de Navidad

Al principio no era un pino, sino un roble que era adornado por las antiguas tribus germanas en el norte de Europa.

Años después, los cristianos tomaron esta creeencia y la transformaron poco a poco para que los germanos aceptaran las fiestas dedicadas al nacimiento deCristo.

Eligieron un pino en lugar de un roble, porque para ellos representa el amor de Dios. Lo adornaron con manzanas, que para los cristianos representan las tentaciones y velas, que simbolizaban para ellos la luz del mundo.

Sin embargo, hoy en día ya no se usan velas, sino luces eléctricas en serie y tampoco se usan manzanas sino esferas.

¿Conoces alguna otra transformación de la Navidad?

Te recomendamos: AGENDA CULTURAL: EVENTOS PRENAVIDEÑOS EN QUINTANA ROO