José María Morelos.- El melado de calabaza o dulce de calabaza, un postre que no puede faltar en un altar por la celebración del Día de muertos o “Janal Pixan”, este año se vio un poco escasa en la región, pues la intensa sequía fue uno de sus principales problemas.

Cinthya Dávila, locataria del mercado municipal y quién por más de 11 años se ha dedicado a elaborar dulces típicos de la región, comentó que logró obtener algunas verduras (calabaza) antes de 15 días, pues ese es el tiempo de elaboración este dulce.

La locataria explicó que su elaboración tiene un proceso de 15 días previos, en la cual todo este tiempo se la pasa en la candela día y noche, en un recipiente grande como una paila, donde se sancocha con dulce de azúcar, haciendo hoyos para que se introduzca en la pulpa.

Actualmente el melado se vende por trozo o enteros y alcanzó un precio de cien pesos el kilogramo, precio por la escasez y el azúcar que ha elevado su costo.