¿Será que tener cientos de muertos al día ya se nos hace algo normal?