En México, la llegada de un bebé sin duda es una bendición, sin embargo, también significa gastos extra que pueden afectar la economía familiar.

Cada vez menos parejas deciden tener hijos ya que el crecimiento de una familia puede lidiar con una cartera pequeña.

En la década de 1960 las familias tenía una media de seis a siete hijos, sin embargo, en la década de 1990 la tendencia bajó a tres descendientes.

En Mar de Fondo te damos un ‘vistazo’ de cómo la llegada de “una bendición” a la familia puede impactar en tus gastos mes con mes.

Nuevo integrante en la familia

Tener un nuevo integrante implica un gasto que debes planear: el nacimiento de un hijo es asumir responsabilidad económica.

Según la Condusef, para solventar los nueve meses de gestación y los nueve primeros de vida se necesita un ‘colchón’ de 260 mil pesos.

Aproximadamente el 23% de esa cantidad (unos 60 mil pesos) son invertidos en cosas básicas que necesitará el recién nacido, como son los pañales, el kit de higiene, ropa, entre otros.

Aunque se suele pensar que los gastos ‘fuertes’ vienen después del parto, la realidad es diferente.

El control prenatal, las visitas al médico, cursos y ropa de maternidad pueden ascender a los 15 mil pesos.

tener-un-bebé-en-México_mar_De_fondo_3

Costos antes del nacimiento

Pero, por para darte una idea más clara, te detallamos qué es lo que necesitarás para mantener a un hijo.

Lo primero que hay que tener en cuenta son los diferentes exámenes que se realizan durante el embarazo. 

Esto con el fin de saber la situación actual de salud de la futura mamá y la condición de su bebé durante toda su gestación.

Dichos gastos oscilan entre los 400 pesos y los mil 200 pesos mensuales.

Además, están los ultrasonidos, los paquetes básicos prenatales y las pruebas genéticas que suman desde 2 mil 200 hasta 6 mil 200 pesos.

Y a eso se adicionan los suplementos alimenticios, el calcio, ácido fólico, vitaminas, medicinas y ropa de maternidad que varían entre mil 500 a 2 mil pesos.

En cuanto al nacimiento del bebé, el costo de un parto natural puede estar entre los 17 mil hasta los 64 mil pesos y el costo de una cesárea entre los 25 mil y los 85 mil pesos.

Estos precios varían dependiendo de la institución médica en la que se realice el alumbramiento.

En cualquier caso se deben considerar también los honorarios médicos o los gastos imprevistos que pueden surgir de un embarazo múltiple.

LEER: Embarazo infantil aumenta durante la pandemia

Las instituciones gubernamentales de salud ofrecen el servicio gratuito para los derechohabientes, en el IMSS o ISSSTE.

Y ya que ha nacido…

Después del parto, siguen los gastos de salud para el niño, además del cuidado personal, la vestimenta, la alimentación, los bienes duraderos y, claro, los juguetes.

Las consultas mensuales con el pediatra pueden oscilar entre los 500 y los mil 300 pesos.

Una cuna sencilla, gastos de pañales y otros cuidados pueden llegar a costar entre mil 500 y 16 mil 300 pesos.

Finalmente, la prueba del tamiz neonatal puede costar entre mil 500 y 3 mil 800 pesos.

Todas estas cifras suman cerca de 260 mil pesos en gastos, son cálculos que dependen del presupuesto y de las necesidades de cada familia y bebé.

Para no sentir que te ahogas en gastos y deudas por la nueva llegada del miembro de la familia, es importante ahorrar con anticipación.

Lo recomendable es destinar entre 10-15% de tus ingresos a ese propósito.

tener-un-bebé-en-México_mar_De_fondo_2

¿Tienes ganas de tener hijos?

Te recomendamos: ¿Un buzón para abandonar bebés en Bélgica?