Kantunilkín.- Prestadores de servicios turísticos de Holbox confían en salvar la temporada de avistamiento del tiburón ballena que inicia en este mes y que termina a finales del mes de septiembre, lo cual representaría un alivio económico para más de 400 operadores de Chiquilá y de la isla.

Por el momento, el coronavirus afectó el inicio de la temporada del tiburón ballena en la isla de Holbox, ya que se mantiene cerrado este importante destino turístico para prevenir contagios de COVID-19.

El tiburón ballena es considerado el pez más grande del planeta, algunos llegan a crecer hasta 15 metros de largo y pesan hasta 13 toneladas, se alimentan de plancton que se filtra a través de su boca, señaló Marvin Pérez Jiménez, representante de los prestadores de servicios turísticos en la isla de Holbox.

A pesar de lo largo que puede crecer el pez, es inofensivo lo cual ha sido considerado como uno de los principales atractivos en el estado, incluido Holbox, pero es en los meses de junio, julio y agosto es cuando se puede tener más avistamiento del tiburón ballena.