Kantunilkin – Más de cien hectáreas de maíz corren el riesgo de perderse en la próxima temporada de cosecha a consecuencia de la larga temporada de secas ya que, algunos campesinos no han podido sembrar sus parcelas en espera de las lluvias que se han atrasado más de dos meses.

Las precipitaciones pluviales generalmente se han regularizado a mediados del mes de mayo pero, en este año, se han atrasado ocasionando que los campesinos no hayan sembrado sus parcelas agrícolas y, lo que tuvieron la oportunidad de hacerlo, corren el riesgo de perder sus milpas ya que las plantas de maíz no ha logrado tener ni 20 centímetros.

En este sentido, el comisariado ejidal de Kantunilkin Manuel Jesús Oxte Cauich recordó que el año pasado a estas fechas las plantas ya han tenido hasta un metro de altura, algo que contrasta en esta temporada al tener plantas pequeñas que, al mismo tiempo, son víctimas de plagas como gusano cogollero, pájaros, mapaches y hasta langosta agrícola que ponen en riesgo la cosecha de maíz.

Las lluvias esporádicas que se han registrado motivan a los campesinos a sembrar sus parcelas agrícolas con el riesgo de que las semillas no germinen al no existir la humedad adecuada, sembrando mayormente la variedad conocida como “mejorada” ya que en dos meses ya debe tener producción quedando atrás las semillas nativas como maíz blanco, amarillo, “cho´ob” entre otros ya que su periodo es de tres meses  y medio para tener sus mazorcas.

Reconoció que en este Municipio, el 90 por ciento de los campesinos se dedican a la milpa tradicional ya que no cuentan con sistemas de riesgo y dependen, únicamente, de las lluvias para obtener buenas cosechas.