A pocos días de ser sustituido el Seguro Popular, más de 169 personas se quedaron sin trabajo, debido a que sus contratos no fueron renovados para laboral en el nuevo Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) en la ciudad de Chetumal.

Después de que la exdirectora del Seguro Popular, Gabriela Sosa Guerra, declarara que el responsable ahora de la recontratación administrativa lo determinará el Gobierno del Estado, extrabajadores se manifestaron en las oficinas del organismo federal, en la capital, para exigir su recontratación en la Secretaria Estatal de la Salud.

La Secretaría Estatal de Salud respondió que los contratos de estas personas concluyeron el 31 de diciembre pasado, actualmente se encuentra sin los recursos suficientes para contratarlos nuevamente.

Para garantizar una mayor cobertura a la atención de los nuevos usuarios del Insabi, se les dio prioridad a los médicos y personal operativo del nuevo instituto.

Asimismo, excolaboradores manifiestan que el Gobierno Federal no les hizo entrega de ningún finiquito, por lo que solicitarán a la Secretaria de Finanzas y Planeación de Gobierno del Estado un recurso para liquidarnos.