Durante julio, la venta de bebidas alcohólicas en horarios extendidos quedará suspendida en Quintana Roo, debido al incremento acelerado de casos de COVID-19 en algunas zonas.

De acuerdo con la Secretaría de Finanzas y Planeacion (Sefiplan) no se podrán vender bebidas alcohólicas fuera de los horarios ordinarios.

Para los establecimientos que expenden bebidas alcohólicas para su consumo en otros lugares como minisúpers, tiendas de autoservicio mayor y tienda de conveniencia no podrán hacerlo entre las 22:00 horas a las 00:00 horas. Podrán vender de lunes a sábado de 09:00 a 22:00 horas y los domingos de 09:00 a 17:00 horas.

Para el caso de los establecimientos que expenden u ofrecen bebidas alcohólicas para su consumo en el mismo lugar, como restaurantes, ofrecerán sus servicios de lunes a domingo de las 10:00 a las 23:00 horas.

En cuando a los restaurantes-bar se mantiene la venta de lunes a sábado de las 10:00 a las 23:00 horas, y el domingo de las 10:00 a las 17:00 horas.