Luis Miguel del Villar, coordinador ambiental del proyecto Tren Maya, anunció que el programa de licitaciones públicas del tramo Cancún-Tulum que tenía previsto iniciar el 25 de mayo ha sido suspendido, debido a que aún se encuentran trabajando en los estudios en materia de impacto ambiental.

Informó que se consumará una sola la Manifestación de Impacto Ambiental para los tramos 4 y 5 que comprenden Izamal a Cancún y de Cancún a Tulum. Serán sometidos a evaluación y consulta pública ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

A pesar de esto, en el tramo 4 las labores sí serán iniciadas, ya que el Tren Maya pasará por un área ya impactada como lo es la carretera de cuota Cancún-Mérida.

El proceso de autorización de la obra podría tardar alrededor de cuatro a seis meses, tomando en cuenta que se necesita ingresar el proyecto, hacer una publicación en prensa, someterlo a consulta pública y realizar una reunión pública de información para evaluar su aprobación.

Te puede interesar: ¡SE QUEDAN! PUENTES VACACIONALES PERMANECERÁN PARA REACTIVAR EL TURISMO