El ambicioso proyecto del Tren Maya anunció la construcción de dos nuevos paraderos que estarán ubicadas, una en algún punto del inicio de la Ribera del Río Hondo y la segunda en Nicolás Bravo.

Estas ubicaciones fueron propuestas por legisladores locales y  habitantes de la región y su construcción en el estado se espera que a arranque a finales de este año o principios del próximo.

De acuerdo al presidente de la Comisión de Turismo en el Congreso de la Unión, Gastón Alegre Salazar, esta serán la últimos cambios que registra el proyecto, por lo que se mantiene la construcción de una estación de mantenimiento en Chetumal, un ramal al aeropuerto y otra estación en Bacalar.