Kantunilkin.- La falta de un banco y un hospital de tercer nivel frenan el desarrollo de la cabecera municipal ya que se depende de otros municipios para buscar estos servicios, que son indispensables para la ciudad, afirma el cronista Gaspar Maglah Canul.

Próxima a cumplir 160 años de su fundación, el 10 de octubre, a la cabecera municipal le faltan muchos servicios siendo los más elementales un banco de cualquier sucursal y un hospital de tercer nivel; los cuales, desde hace más de diez años solo han servido como “bandera política” pero ninguna autoridad se ha preocupado en gestionar.

“Tenemos un hospital integral, pero en forma constante hay quejas por falta de medicamentos, malos tratos, especialidades que no existen y se tiene que recurrir en hospitales de Playa del Carmen, Cancún, Valladolid, Tizimin, incluso hasta en Mérida, peor aún si el paciente no tiene el dinero se le hace más difícil”, lamentó el cronista.

Otro problema similar es la falta de una sucursal bancaria ya que la ciudad requiere de este servicio, pero ninguna autoridad hace algo para gestionarlo a pesar de que beneficiaría a cientos de cuentahabientes de Holbox, Chiquila, Kantunilkin Ignacio Zaragoza, Nuevo Xcan, Valladolid Nuevo, entre otros poblados aledaños.

Maglah Canul señaló que décadas atrás funcionaban dos bancos, uno era el extinto Banrural cuyo edifico se encuentra totalmente abandonado y que bien puede acondicionarse para albergar alguna oficina bancaria.

Otro de los ex bancos que funcionaban en la ciudad era el banco de Atlántico cuyas oficinas se ubicaban en el centro de la ciudad, en donde ahora se encuentra una farmacia.

El banco más cercano se encuentra en la ciudad de Tizimin y, en forma constante, el gobierno municipal tiene que acudir a retirar fuertes sumas de dinero para pagarles a los empleados del Ayuntamiento además de otros servicios propios que se realizan en esos lugares y, a pesar de ello, no se ha logrado la gestión de alguna sucursal bancaria.