Investigadores de la Universidad Estatal de Michigan, Estados Unidos, evaluaron la felicidad de las personas casadas, divorciadas y solteras al final de sus vidas para entender qué papel jugó el amor y matrimonio en su bienestar social.

El estudio, publicado en la revista Journal of Positive Psychology, examinó las historias de relaciones de 7,532 personas, desde que tenían 18 años hasta que cumplieron 60, para determinar quienes consideraron ser más felices al final de sus vidas.

Los investigadores los dividieron en grupos: el 79% estaban casados de manera constante y pasaron la mayor parte de sus vidas en un matrimonio, el 8% eran solteros o pasaron la mayor parte de su vida solo, y el 13% tenía historias variadas, incluyendo nuevos matrimonios, relaciones intermitentes, divorcios o enviudaron.

Los investigadores elaboraron una encuesta en la que las personas debían evaluar su nivel de felicidad en una escala del 1 al 5 (1 menos feliz, 5 más feliz).

Los resultados de las encuestas mostraron que las personas casadas mantenían un estado de felicidad ligeramente superior al de los otros grupos.

Los casados respondieron, en promedio, con un 4; los solteros con 3,82 y los demás con una puntuación de 3,7.

“Es sorprendente descubrir que los solteros de toda la vida y aquellos que tenían historias de relación variadas, no diferían en lo felices que eran”, dijo María Purol, coautora del estudio.

“Esto sugiere que aquellos que han ‘amado y perdido’ son tan felices al final de la vida como aquellos que ‘nunca han amado en absoluto’”, añadió.

¿Tú qué opinas?

 

Te puede interesar: Pareja brasileña utiliza trajes de astronautas para protegerse del COVID-19