La zona comercial y empresarial de Cancún y Tulum ya no resiste las descomunales cuentas que otorga bimestralmente la Comisión Federal de Electricidad.

Según los mismos empresarios, está afectado severamente la economía que flota en la zona. Únicamente en el año pasado, se registraron más de 400 quejas ante Profeco, sin incluir las denuncias por uso de “diablitos”, utilizados por las personas denominadas paracaidistas, mismos que son solapados por trabajadores de la CFE.

¿De cuánto fue tu último recibo?

FUENTE: www.lajornadamaya.mx