Ante la falta de participación activa por parte del gobierno federal con respecto a la problemática del sargazo, la cual aqueja con grandes volúmenes las costas quintanarroenses, los municipios de Solidaridad y Benito Juárez han puesto manos a la obra.

Ambas administraciones han decidido hacer uso de su recurso municipal. Solidaridad le entrará con 10 millones de pesos a la primera fase de limpieza, la cual se enfocará en la adquisición de filtros y brigadas de recolección. Mientras que Benito Juárez dispondrá de los recursos generados por el cobro de saneamiento.