Conforme continúa expandiendose alrededor del mundo el coronavirus, la cuarentena es obligatoria en muchos países sobre todo para aquellas con enfermedades crónicas o inmunideficientes, pero por fortunad de la humanidad, las mascotas no pueden contagiarse de este virus, por lo que muchos han empezado a recurrir al mejor amigo del hombre.

De acuerdo con The Washing Post una empresa de vinos de Maryland llamada Stone House Urban Winery  utiliza a su bóxer de 11 años llamada Soda Pup para realizar envíos con una mochila en su lomo, con bolsas similares a las utilizadas por los caballos, de la tienda a los automóviles que esperan afuera.

Además de Soda Pup, un perrito golden retriever de Colorado está trabajando arduamente para ayudar a los más necesitados.

Se trata de Sunny, quien ayuda a su vecina Renee Hellman, una señora de la tercera edad que necesita ayuda debido a que presenta “algunos problemas de salud y depende de apoyo respiratorio con tanque oxígeno”.

Karen Eveleth, dueña de Sunny, decidió ayudar a su vecina con la lista de compras para luego entregarle las bolsas con ayuda de su amigo de cuatro patas. “Pequeñas cosas como que Sunny venga a visitarme es agradable y me hace sentir bien. Es una forma de comunicarse” menciona Hellman.

Sin duda, la epidemia del coronavirus ha sacado lo mejor de los ciudadanos para apoyar a los más vulnerables.

¡Somos tan afortunados y no lo sabíamos!