A casi dos semanas de incrementar su tamaño, de “tragarse” una barda y de convertirse en una atracción turística, el socavón de Puebla tiene nuevas víctimas: dos perritos.

El pasado 29 de mayo, habitantes del municipio de Juan C. Bonilla en Puebla reportaron la aparición de un gran hueco en la tierra de al menos 60 metros de diámetro y 20 de profundidad en un terreno de cultivo.

Durante los últimos días, se han difundido diversas fotos del gran agujero, pues no deja de aumentar su diámetro.

Las dimensiones del socavón de Zacatepec son impresionantes; ya alcanza los 126 metros en el eje mayor y 114 metros en el menor.

Tiene una profundidad de más de 20 metros y sus imágenes han trascendido las fronteras.

Incluso su tamaño se ha comparado con el Estadio Azteca, la alberca olímpica de la CDMX y la Estatua Cristo Rey, en el cerro del Cubilete en Guanajuato.

El socavón y sus víctimas colaterales

Conforme ha crecido, el socavón amenaza con tragarse una casa perteneciente a Magdalena Xalamihua y Heriberto Sánchez.

La pareja, sus dos hijos menores de edad y los abuelos paternos, ven poco a poco como su patrimonio es alcanzada por el fenómeno.

Los Sanchez reunieron sus ahorros, y hace dos años, adquirieron un terreno en los campos de cultivo de la junta auxiliar de Santa María Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, Puebla.

Sin embargo nunca imaginaron que la tierra les ‘pagaría’ ese precio, pues está desapareciera su propiedad, que con mucho esfuerzo lograron construir.

Magdalena cuenta que su vivienda estaba en proceso de construcción: tenía cuatro recámaras, un patio grande y una zona de lavadores.

Por el momento, se trasladaron a la casa de un familiar, pero pidieron el apoyo de las autoridades estatales ante el riesgo de perder su patrimonio.

socavon_de_puebla_mar_de_fondo_3

Temen que el socavón siga creciendo y acabe con su casa, en la que invirtieron todos sus ahorros.

La familia Sánchez no ha sido la única perjudicada por el gran hoyo, ya que ahora dos perritos se encuentran en peligro tras caer accidentalmente.

Perritos atrapados

Spay, un pitbull de ocho meses y un perrito callejero se encontraban jugando cerca del lugar y al acercarse demasiado cayeron al peligroso hueco.

En un video que circula en redes sociales se observa a los canes en una orilla del fondo del socavón, ambos en buenas condiciones.

Un dron captó imágenes de los perros, con vida y ladrando, pero sin la mínima posibilidad de poder salir de ahí.

socavon_de_puebla_mar_de_fondo_2

Ana Lucía Hill Mayoral, secretaria de Gobernación del estado de Puebla comentó que están valorando si es posible realizar las maniobras de rescate pues podría representar un peligro para quienes lo intenten.

La tarde de este jueves se realizó un operativo de rescate de los dos canes organizado por la sociedad civil.

De peligroso socavón a ¿atractivo turístico?

Mientras tanto, en redes sociales hay quienes alertan que no debe tomarse a juego el hecho y otras personas ya hasta le pusieron humor al asunto.

A pesar de que las autoridades piden no acercarse a la zona, decenas de personas arriban al lugar todos los días para presenciar el fenómeno.

Esto ha sido aprovechado por comerciantes quienes han instalado puestos cerca del área para ofrecer desde antojitos de la región, hasta un recuerdo del lugar.

Los transportistas de la zona también han aprovechado la oportunidad de promover su recorrido hacia las inmediaciones del socavón.

¿Qué provocó que se abriera la tierra?

A pesar de que todavía falta esperar la conclusión de quienes indagan el fenómeno, hay dos líneas de investigación sobre las causas.

La primera señala que el hoyo se debe a un accidente geológico fortuito provocado por la presencia de aguas subterráneas, de las cuales se han encontrado indiciones.

La segunda atribuye el hecho a la mano humana, pues sería la consecuencia de la explotación desmedida del agua en la región.

Te podría interesar: Socavón de Puebla crece cada vez más