Después de un fin de semana en el que se realizaron 15 asambleas, integrantes de los pueblos indígenas de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Chiapas dieron su voto a favor de la construcción del Tren Maya y además, pidieron ser tomados en cuenta en cada parte del proyecto.

Fueron 93 mil personas quienes votaron a favor de la obra, mientras que 7 mil 517 señalaron estar en contra. Con esto se espera que en enero se realicen las primeras maniobras en donde ya existe la vía y en marzo arranquen con las demás obras del Tren Maya.

Por su parte, los ciudadanos agradecieron al Gobierno Federal por tomarlos en cuenta, ya que nunca antes habían tenido tal participación.

Y con el firme propósito del Gobierno de México de mantener la mejor comunicación posible con los pueblos indígenas de la regiones por donde pasará el Tren Maya, se crearon comisiones por medio de las cuales serán informados de cada uno de los pasos.