La Secretaría de Gobernación dio a conocer el protocolo con el que las iglesias, agrupaciones y asociaciones religiosas podrán reanudar sus actividades, mismas que dependerán de la evolución que el COVID-19 tenga en cada municipio o estado.

Las actividades podrán realizarse en espacios cerrados, de forma escalonada, ordenada, cuidadosa y de acuerdo al semáforo epidemiológico.

No podrán realizar celebraciones mientras el semáforo epidemiológico se encuentre en rojo; cuando esté en naranja, podrán hacerlo con un 25% de aforo; cuando cambie a amarillo, se permitirá el 50% de ocupación y cuando se encuentre en verde volverán a la normalidad, pero eso sí, siempre siguiendo las medidas de prevención.

En cuanto a las personas de la tercera edad, personas con diabetes, cáncer, hipertensión, mujeres embarazadas y niños podrán volver a los centros religiosos bajo ciertas limitaciones cuando el semáforo se encuentre en amarillo y podrán hacerlo de forma regular cuando esté en verde.

¿Hace cuánto no vas a la iglesia?

 

Te recomendamos: ¿Las cámaras térmicas pueden detectar el coronavirus?