Muchos guardamos en nuestra memoria esos nostálgicos momentos en los que íbamos junto a nuestros amigos a conciertos o festivales a cantar a todo pulmón nuestras canciones favoritas ¿a poco no?

Sin embargo, la espera se hace cada vez más larga y con el casi millón de contagios de COVID en el país ya nos resignamos y con un pañuelo nos secamos las lágrimas que nos saca el solo pensar en que probablemente los conciertos tarden un buen en volver.

Aunque parezca casi una fantasía, los expertos y organizadores de este tipo de eventos se las están ingeniando para que ellos no sigan perdiendo, ni nosotros nos sigamos aburriendo.

Te contamos que, en Reino Unido, se acaba de realizar el primer concierto oficial después de tantos meses de confinamiento. Asistieron 2.500 personas y para asegurarse de que todos los asistentes cumplieran con el distanciamiento social, se incorporaron pequeñas plataformas elevadas (tipo islas) que tenían una distancia de dos metros entre cada una de ellas.

Aquí algunas fotos:

En concierto se realizó en el Virgin Money Unity Arena y el músico británico Sam Fender fue el encargado de encender a las personas.

Las personas ordenaron sus bebidas y alimentos antes de comenzar con el espectáculo mediante un sistema unidireccional y para acceder a los baños igualmente se incorporó un pasillo unidireccional.

¿Habrías asistido al concierto?